miércoles, 13 de febrero de 2019

La AFE publica el protocolo de embarazo y maternidad en el fútbol femenino


A través de su sitio web, la Organización de Futbolistas comenzó a trabajar en un Convenio Colectivo para las jugadoras de Primera División.


La Asociación de Futbolistas Profesionales (AFE) hizo público este miércoles 13 de febrero un emprendimiento de protocolo para contemplar a las jugadoras de Primera División en caso de embarazo o maternidad. Este se encuentra dentro de los pasos primordiales en el momento de redactar un Convenio Colectivo para este grupo de trabajadoras. Además es una época que se requiere para continuar en el desarrollo de profesionalización del fútbol femenino.

El texto fué expuesto tanto frente a la Real Federación De españa de Fútbol (RFEF), el Consejo Superior de Deporte (CSD), la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF).

"Hay que acordarse que, con el objetivo de asegurar la custodia de la maternidad y la lactancia, la legislación laboral insta a las compañias a hacer una correcta evaluación de peligros y la adecuación o cambio de puesto de trabajo. Dicho trámite se regula por la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de peligros laborales", afirma el comunicado que publicaron a su web.
El sueldo de las jugadoras no va a poder ser reducido

Una vez pasan a comentar del contenido del texto en sí, no dudan en dejar claros dos puntos claves: la "amoldación de las condiciones y/o del tiempo de entrenamientos y algún otra actividad que desarrolle en el club comunmente" y la "ejecución temporal de funcionalidades compatibles con su estado dentro del mismo club".

Más adelante en el texto, la AFE señala aun más los derechos de las jugadoras y los deberes de los clubes: "El club hara más fácil la reinserción de la jugadora a su puesto cuando el tiempo predeterminado y su salud lo permitan, y la futbolista desee volver".

Otras medidas tienen dentro la obligación de club de hacer más simple el precaución del pequeño cuando su madre tenga que ausentarse por fundamentos de trabajo y, como condición importante que todas estas medidas no tengan ninguna consecuencia negativa en el suelo de la jugadora.